Buscar
  • Karen Padilla

El poder del NO

El poder del No

Karen E. Padilla Anaya


“Tu Sí no tiene valor cuando no has aprendido a decir No”

Decir NO, es una de las hazañas más complicadas para muchas personas y la incapacidad o dificultad para expresar claramente un No puede ser para mucha gente frustrante y de mucho enojo.


Dar un NO

Decir No es un ejercicio importante de autoestima, de límites e incluso de crecimiento personal.


De autoestima

porque no antepongo cada una de las veces las necesidades de los otros a las mías, esto no quiere decir que seré egoísta y no ayudaré a las personas en ocasiones, sino que primero son mis cosas, mis prioridades, compromisos, etc y después lo de los demás.


De límites,

¿No hay una frase que dice algo así como “depende el sapo la pedrada”? La verdad es que las personas son bastante hábiles con las etiquetas, y cuando ya te pusieron el letrero de “buena gente” “ayudador” buscan pedirte cosas porque saben que no vas a decir que no, establecer tus límites es importante para no terminar haciendo cosas que inicialmente no querías. Pero más aún, cuando tú ya te convenciste de que eres esa etiqueta haces cosas para mantenerla, darte cuenta de que eres más que eso puede ayudarte a trabajar los límites.


De crecimiento personal

porque para dar un No o un Sí implica que estás claro con lo que quieres y no quieres, lo que estás de acuerdo y no estás de acuerdo, implica ser congruente contigo mismo y saber qué quieres y saber expresarlo.


RECIBIR UN NO

Recibir un No es complicado. A muchas personas les toca alguna herida de la infancia, como el rechazo, y toman personal ese No. Definitivamente no puedes controlar cómo reciben las otras personas los “noes” pero tú si puedes trabajar en cómo recibes el No:


De manera personal

No conocemos al cien por ciento a las personas, por lo tanto no es posible saber con entera certeza qué motiva, qué provoca, que una persona te diga que No. Por lo tanto dejar de suponer porqué te dijeron que no, y mejor pregúntate en general, para ti qué significa recibir un no.


Como crecimiento personal

Recibir un No de alguien puede ser una gran oportunidad de crecimiento, pues puede ayudarte a trabajar con tu seguridad y necesitar menos de la ayuda de los demás y comenzar a ayudarte tu mismo, y sobre todo, a darte lo que necesitas.

Por supuesto que necesitamos de otros y es agradable recibir apoyo, ayuda, etc. Sin embargo en las ocasiones que tenemos un no, existe la oportunidad de trabajar con nosotros mismos para aprender nuevas cosas y nuevas habilidades internas para resolver.


CUIDADO CON VIVIR EN EL NO

Otra consideración importante es vivir en el no. Osea, la negación.

Alguna vez leí que el Universo no entiende la negativa. Se creó con afirmaciones.

No se si alguna vez te ha pasado que piensas “que no haya tráfico” y hay más que nunca, “que no me encuentre con tal persona” y te encuentras a esa persona. Pues bueno, la ley de atracción se refiere en parte a esto, pues el universo al no entender negativas tu petición la recibe como afirmación y te la trae.

Vivir en el No también puede llevarnos a vivir en la negatividad, en el rechazo a las cosas buenas, sentir no merecer, etc.


EN CONCLUSIÓN: CONGRUENCIA.

Cuando quieres dar un sí, a otra persona, a la vida, a ti, se congruente contigo mismo y di SÍ.

Cuando quieres dar un no, a otra persona, a la vida, a ti, se congruente contigo mismo y di No.

Escúchate y confía en ti.

78 vistas0 comentarios
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now